DESTINOS | 10/02/2021

Paseos en Catamarca para disfrutar los días de feriado de carnaval

El calendario marca un fin de semana extra largo para febrero, desde el sábado 13 al martes 16, empalmando San Valentín con los dos días de feriado de carnaval.


Y aunque por la situación sanitaria no habrá eventos de carnaval como se organizaban otros años, el fin de semana largo habilita a pensar en salidas “burbuja” en pequeños grupos y bajo todos los cuidados, para recorrer Catamarca.
 
Con su variada geografía, hay propuestas para todos los gustos, especialmente pensadas para disfrutar y descansar en contacto con la naturaleza. 
 
La Ruta del Chacarero en Fray Mamerto Esquiú
Como destino de turismo de cercanía, Fray Mamerto Esquiú -a solo 15 km de la capital catamarqueña- tuvo un gran despegue turístico consolidado a partir de sus principales atractivos: el dique y la villa de Las Pirquitas, los circuitos de trekking y de montaña, la casa natal y el monumento a Fray Mamerto Esquiú.
El lugar suma una interesante oferta de prestadores, con servicios de alojamientos, gastronómicos y de excursiones y turismo activo, nucleados en La Ruta del Chacarero y en la Asociación Sigualgasta. Esta ruta busca brindarle al visitante la experiencia de ser “chacarero” durante su estadía, a partir de ser parte de costumbres, sabores y vivencias cotidianas.
 
Entre las opciones para reservar y programar en Fray Mamerto Esquiú están:
-Kayak en el Club Náutico Los Talas, del dique Las Piquitas. Se pueden alquilar o tomar clases. Más info: Escuela de Kayak y Paracanotaje. Prof. Verónica Peirano
 
-Trekking con Caminatas Guiadas Fray Mamerto Esquiú. Con guías locales y conocedores de la historia, la geografía y la biodiversidad del departamento, se pueden contratar excursiones de distinta baja y media intensidad. Más info Facebook: Caminatas Guiadas FME
 
-Taller de Artesanías Oveja Negra. Previa reserva se puede acordar participar de talleres para aprender técnicas de tejido. Más info: https://www.facebook.com/laovejanegratextil 
Dentro de las opciones de alojamiento, hay una variada gama de cabañas y posadas, que permiten disfrutan del entorno paisajístico: Cabañas Las Lomitas, Cabañas La Alcahuisa, Finca La Petrona, Cabañas Don Demetrio, Paraiso Colla, Posada Niña Juana.
 
Para deleitar el paladar, algunas de las opciones gastronómicas son La Rokka Peña y restaurant, Hostería Municipal Las Pirquitas, Restorán y Casa de Té Sabores Caseros, Casa de Té Ayres del Gracián.
 
Tinogasta y Fiambalá: trekking, vinos, termas y adobe
Tinogasta y Fiambalá, en el oeste catamarqueño, conforman un corredor turístico con atractivos que se suman para hacer del viaje una experiencia inolvidable.
 
Para el relax y bienestar las termas del remodelado complejo La Aguadita, 15 km al norte de la ciudad de Tinogasta, y a 1450 msnm ofrecen una excelente opción para disfrutar del beneficio de las aguas termales en sus cuatro piletones y deslumbrarse con la vista del valle de El Abaucán. En el lugar hay cabañas, quinchos, sanitarios, cantinas. El ingreso es con reservas, que se realizan en la Secretaría de Turismo de Tinogasta, en Rivadavia 472.
 
El complejo termal de Fiambalá, enclavado entre cerros multicolores y a solo 12 km de la ciudad de Fiambalá, es otro de los atractivos irresistibles del viaje. Grandes piletones naturales por donde las aguas termo-minero-medicinales descienden en cascada y en su temperatura, ofrecen un entorno ideal para relajarse y descansar. El ingreso y la estadía también requiere reservas. 
 
El corredor Tinogasta Fiambalá alberga la Ruta del Adobe, un circuito de 55 km por la ruta nacional 60 que propone un viaje en el tiempo para deslumbrarse con construcciones patrimoniales -iglesias, casonas, capillas- hechas cientos de años atrás.
 
La ruta del adobe empalma con la ruta del vino, y con la posibilidad de visitar bodegas y emprendimientos vitivinícolas para conocer -y degustar- vinos que se maceran en las alturas.
Los aventureros tienen que agendar algunas excursiones: las mágicas dunas de Tatón, en Fiambalá, un desierto blanco de arena en altura para hacer sandboard y excursiones 4 x 4. 
Otros imperdibles son el Balcón del Pissis y la ruta de los Seis Miles, con las cimas más imponentes de todo el territorio. Recomendado tomar las excursiones y los servicios que ofrecen las agencias habilitadas.
 
La Municipalidad de Tinogasta propone además un servicio de Bus Turístico con salidas a distintos entornos naturales para realizar caminatas y trekking. Hay circuitos diseñados a Costa de Reyes, otro que ofrece Ruta del Adobe, Termas, Villa de Luján, Circuito Enológico y de Geoformas.
 
Guayamba
Nucleados en la red de turismo rural de Guayamba, los prestadores turísticos de esta verde localidad de El Alto se organizaron para ofrecer sus servicios de alojamientos en campings, cabañas y hosterías, así como propuestas gastronómicas y casas de artesanos que se pueden visitar para conocer y comprar el trabajo de sus creadores.
 
El entorno natural serrano, con un río de aguas cristalinas que invita a sumergirse si el clima acompaña, se conviertn en un excelente paseo para el fin de semana largo.
¿Qué tiene Guayamba? Tiene paz, belleza natural, un río que horadó la montaña hasta formar las famosas ollas de Guayamba, que son piletones naturales donde es posible encontrar refresco. A apenas unos kilómetros, se suma el dique “Collagasta” adonde llegan pescadores y también quienes quieren disfrutar de una tarde tranquila, rodeados de abundante vegetación.
 
Ambato y su circuito verde
 
Todo Ambato es un gran pulmón verde. La ruta provincial Nº 4 -con cuesta incluida y paisajes que suman verdes a medida que se asciende- traslada en solo 37 km hasta El Rodeo, una de las puertas de entrada al departamento Ambato.
 
Tradicional enclave del turismo catamarqueño, con un microclima que ofrece días de sol y noches más frescas, El Rodeo es una de las villas turísticas más elegidas por locales y visitantes.
 
El Cristo en el cerro, al que también se puede ascender de noche; caminatas a Las Mesaditas o La Pelada del Fraile, experiencias gastronómicas donde los sabores se mixturan con el paisaje y paseos en bicicleta por la villa son algunas de las propuestas que disfrutan quienes eligen El Rodeo. De allí a Las Juntas, hay solo 15 km que se transitan por una cuesta que regala vistas de pura montaña.
 
Las Juntas es uno paraíso serrano con gran tradición ecuestre. De hecho, en el lugar se realizan en distintas épocas del año cabalgatas, concursos de caballos peruanos de paso y otras actividades que reflejan su identidad hípica. Como muestra, sus calles llevan nombres de los distintos pelajes de caballos: los moros, los alazanes, los bayos.
 
En Las Juntas hay variedad de alojamientos, buena gastronomía con sabores locales y circuitos para realizar caminando o a caballo, como la tradicional excursión a La Silleta, que se disfruta tanto al llegar al puesto serrano que es el punto de destino, como durante todo el camino, en el que se atraviesan vertientes, se superponen postales verdes y deslumbran los campos de margaritas silvestres en altura.
 
Otro circuito posible, siempre dentro de Ambato, es por Ruta Provincial 1 visitar La Puerta, con amplia gama de alojamientos y un río hermoso, y continuar por la misma ruta hacia Los Varela, El Bolsón y Singuil, joyas paisajísticas de la Catamarca verde, con ríos cristalinos y un microclima que hecha por tierra el imaginario de una provincia desértica de sol abrasador.
 
Importante: El acceso a El Rodeo por Ruta Provincial 16 (la que conecta desde La Puerta) estará cerrado durante el fin de semana largo por refacciones)