ENOTURISMO | 30/11/2020

San Patricio del Chañar cuenta con las mejores bodegas y viñedos neuquinos

Para los que les gusta hacer recorridos por bodegas y viñedos, nada mejor que hacer una escapada a la provincia de Neuquén. En San Patricio del Chañar, todas las bodegas están abiertas al público con buena oferta gastronómica y visitas guiadas.  



Por Eliana Magdalena

También muchas de ellas ofrecen la posibilidad de participar en la poda y en la cosecha, y en la bodega de la Familia Schroeder al construirse la bodega, se encontraron restos fósiles de dinosaurios que habitaron la región hace 75 millones de años. 

Es una de las zonas en la patagonia con historia vitivinícola desde hace 20 años y que hoy produce vinos de altísima calidad reconocidos a nivel nacional e internacional.   
San Patricio del Chañar está a 55 km. al noroeste de la capital de la provincia de Neuquén,  perteneciente al departamento de Añelo.  

Las bodegas y viñedos, están instalados al pie y sobre la barda norte del Río Neuquén, y donde se plantaron más de 1.800 has. de viña. 

El clima lo hace un lugar ideal ya que registra un promedio de precipitaciones anuales de 180 mm y una amplitud térmica mayor a los 20°C, es una zona donde el verano es corto y las noches son frescas y frías, donde predominan los vientos fuertes del oeste-sudoeste, durante primavera y verano. 

La otra característica climática, inmejorable para los viñedos, es la exposición solar, un combo ideal de condiciones necesarias para obtener uvas de gran calidad. La luz es muy importante ya que las diferentes variedades alcanzan su punto de madurez. Las noches frescas permiten mantener un equilibrio entre la acidez y el alcohol, y generan vinos de una muy buena estructura y exquisito sabor. 

La región posee suelos arenosos y pedregosos. Los suelos arenosos producen vinos cálidos, con muchos aromas  y los suelos pedregosos son ideales ya que favorecen el crecimiento de la uva al poseer buen drenaje y permeabilidad.   
Las variedades que se pueden encontrar son: Chardonnay, Sauvignon Blanc, Malbec, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Cabernet Franc, Semillón, Torrontés, Petit Verdot, Tempranillo, Gewürztraminer, Tannat, Merlot, Cabernet Franc, Tannat y Viognier. 

Hoy la región cuenta con 9 bodegas, todas ubicadas al norte de la ruta provincial 7 y la provincia tiene más de 40 elaboradores de vino casero y artesanal. 
La provincia de Neuquén tiene una superficie cultivada de más de 2.000 ha, distribuidas en 88 viñedos y representa en producción vitivinícola más del 47% de la región patagónica.