ENTIDADES | 30/07/2020

FEHGRA dio un seminario sobre medidas fiscales para rescatar a la hotelería y la gastronomía

La Federación organizó ayer un Seminario con referentes de España, Chile y Argentina, quienes revisaron algunas de las medidas tomadas por los Gobiernos en países de América Latina y Europa. 



En días en que, en el Poder Legislativo de Argentina, se discute el apoyo del Estado al sector turistico, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) llevó a cabo el Seminario Virtual “Medidas Fiscales para rescatar al Sector Hotelero Gastronómico impactado por COVID-19”, con el objetivo de analizar la situación de la actividad en el mundo, especialmente en los países de América Latina y de Europa.  

Los disertantes coincidieron en remarcar que la crisis global es más profunda en la hotelería, la gastronomía y el turismo, que es el último sector que logrará reactivarse. Tanto en España como en Chile reclaman a los Gobiernos nuevas medidas y que se extiendan las que ya se otorgaron. Solicitan apoyo del Estado para sostener el empleo hasta los primeros meses de 2021, a causa de las desastrosas proyecciones de venta y ocupación.  

Entre las medidas tomadas por los Gobiernos, los disertantes destacaron las siguientes: En Chile se generaron dos líneas de crédito para proveer liquidez y para capital de trabajo del sector turístico. En España hay diferimiento de impuestos para PyMEs que facturen hasta 6 millones de euros. Uruguay tiene crédito con 100% de garantía del Estado para empresas turísticas. En Gran Bretaña, bajaron el IVA en gastronomía de 20 al 5%, es decir, 15 puntos menos. También redujeron el IVA en Colombia y Paraguay, en Alemania, Turquía, Grecia, Austria, Bélgica, Chipre, República Checa. 

La pandemia de COVID-19 está poniendo en riesgo entre 100 y 120 millones de empleos del sector en todo el mundo, con pérdidas económicas de US$ 2,7 billones de Producto Interno Bruto global, según organismos internacionales.  

El tributo no tiene el objetivo solo de recaudación, para financiar el gasto público. También tiene la finalidad de comportarse como una herramienta extrafiscal, para impulsar actividades estratégicas por la generación de empleo y divisas. En el mundo y en Argentina, la gastronomía, la hotelería y el turismo son actividades estratégicas para el país y las economías regionales.  

En este marco, el español Juan Molas Marcelles, presidente del Instituto Tecnológico Hotelero Español y de la Mesa de Turismo de España, destacó el trabajo titánico de FEHGRA para “mantener a flote a la actividad hotelera y gastronómica”.  

El encuentro reunió a disertantes de gran trayectoria, como Juan Molas Marcelles; Vicente Bootello Machin, socio del Estudio Garrigues, de España; Andrea Wolleter Eyheramendy, directora del Servicio Nacional de Turismo de Chile; Helen Kouyoumdjian, vicepresidente Ejecutiva de Fedetur, de Chile; y Jordi Busquets, asesor de FEHGRA. Estuvo moderado por Humberto J. Bertazza, asesor de la Federación, y fue organizado por el Departamento de Fiscalidad y Tributación, a cargo del vicepresidente Mario Zavaleta.  

Juan Molas Marcelles expresó que el sector seguirá en crisis durante los próximos meses, y que en España están atravesando el peor momento de su historia, después de 60 años de crecimiento: “Estamos recibiendo un tremendo golpe, y la fuerza política no tiene suficiente armadura como para que hubiéramos recibido esta crisis mejor organizados”.  

El Gobierno español ha tomado medidas laborales, como la implementación del ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), que paga un 80% del salario base hasta el 30 de septiembre: “Se está ejerciendo la presión suficiente para que se den hasta final de año, y probablemente hasta el 31 de marzo de 2021, porque la actividad de los Viajes y Turismo no va a existir hasta probablemente bien entrado el año próximo”, explicó Juan Molas.  

A su vez, el Gobierno facilitó acceso a la liquidez a empresas y autónomos, a través del créditos ICO, del Instituto de Crédito Oficial, con buenas condiciones; se concretaron aplazamiento de impuestos locales, como a los bienes inmuebles, impuesto a la actividades económicas, entre otros; aplazamientos de los IVAs de los dos primeros trimestres de 2020; y moratorias para los gastos de servicios como energía, agua, gas.  

Sobre los alojamientos informales, dijo: “Tenemos una registración en España que en la mayoría de los casos es negativo. La legislación fue traspasada a las 17 comunidades autónomas. En Andalucía se han legalizado en los últimos dos años alrededor de 28.000 viviendas. En Barcelona, que tiene una situación crítica, se reglamentaron alrededor de 11.000. La crisis ha sacado del mercado a muchos alojamientos informales, que han vuelto a los arrendamientos urbanos. Pero no tenemos el tema solucionado y siguen operando con intercambio de dinero en negro”.   

Subrayó que el sector turístico español venía de cuatro muy buenos años de solidez, especialmente en el sector hotelero, aun así, se prevé situaciones críticas de cierre de empresas si no hay un cambio en el modelo y en los mercados emisores. Agregó que la coyuntura no mejorará: “Estamos sufriendo rebotes, por eso, los países emisores más importantes, como Inglaterra, Noruega, Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, aconsejen no viajar a España”. 

En España hay un millón de trabajadores del sector servicio que se quedaron sin trabajo, y otro millón y medio que está recibiendo ayuda del Gobierno. “De los 16.000 establecimientos de alojamiento españoles -con 1.800.000 de plazas reglamentadas- están abiertos en pleno verano europeo aproximadamente el 30%, con una ocupación estimada del 25%, es decir, un auténtico desastre”, dijo y agregó que, con respecto a los 270.000 bares y restaurantes, cerca de 70.000 cerraron. La hotelería emplea a 256.000 personas; mientras que la gastronomía, con 285 mil establecimientos, genera 480 mil empleos.  

Aportó un dato curiosos sobre la envergadura de la crisis: “Turismo es ganadería, agricultura, cultura, deporte… Hoy 4 millones de huevos diarios se destruyen, se tiran porque no tienen salida. 360 millones de litros de vino, ahora que inicia la vendimia, están acumulados en depósito”.  

Vicente Bootello Machin, socio del Estudio Garrigues, de España, dijo que el sector en España tiene un IVA de tipo reducido del 10%, igual que Italia y Francia: “Sin embargo, países competidores, como Portugal paga casi la mitad de IVA, el 6%, y en Alemania es del 7%, es decir que perdemos en competitividad”. Con respecto a la restauración, la tasa aplicable es del 10%, igual que en Italia y en Francia: “Aquí sí somos más competitivos ya que en Portugal el IVA a la restauración es del 13% y en Alemania del 19%”, agregó.  

“Si hacemos un breve repaso de las medidas aprobadas durante la crisis en España, y comparándolas con otros países europeos, veremos que por un lado en España no se han aprobado medidas en general para todos los contribuyentes, sí, para las PyMEs. Además, cuando se tuvo en cuenta a un sector, no ha sido al turístico, sino el cultural, automovilístico o tecnológico, con lo cual aquí se puede hacer algo más”. 

El especialista enumeró algunas medidas aprobadas en España para las empresas en general, entre ellas, el diferimiento de impuestos para PyMEs que facturen hasta 6 millones de euros de facturación, y se permite diferir impuestos de hasta 30.000 euros; se suspendieron todas las inspecciones fiscales durante el estado de alarma; hubo una exención del impuesto que gravan hipotecas; entre otras.  

Vicente Bootello citó algunas medidas tomadas en países europeos: En Francia aprobaron aplazamiento de pago de impuestos para todos los contribuyentes. Además, redujeron el IVA para determinados productos. En Italia, se aprobaron medidas específicas para la hotelería, como el diferimiento de pago de IVA; aumento de deducciones en el costo de sociedades; deducciones por el 60% de los costos por reformas para la crisis; y ayudas a través de bonos a familias de 500 euros para gastos en hoteles. En Gran Bretaña, bajaron el IVA en gastronomía de 20 al 5%, es decir, 15 puntos menos. Francia, en la anterior crisis rebajó el IVA en gastronomía del 13 al 5%, y estudian reducirlo nuevamente para el próximo otoño.  

Andrea Wolleter Eyheramendy, directora del Servicio Nacional de Turismo de Chile, sintetizó: “Ni en la peor de las pesadillas, uno hubiera imaginado esta crisis mundial”, y explicó que implementaron medidas específicas para el Turismo, como el programa de créditos con garantía estatales Fogape (Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios), que busca proveer liquidez para el sector y que se empiezan a pagar dentro de 12 y 18 meses en sintonía con los plazos proyectados de recuperación de la actividad; y el Programa de Emergencia Reactivate Turismo, para micro y pequeñas empresas turísticas, que beneficiará a más de 3 mil empresas para capital de trabajo, que hayan visto afectadas sus ventas en al menos un 30%, producto de la emergencia sanitaria.  

Además, el Gobierno organizó paquetes de medidas tributarias, económicas y laborales, con una inversión de 30 mil millones de dólares para toda la economía. Las medidas tributarias son suspensión de los pagos provisionales mensuales, postergación del pago del IVA, anticipación de la devolución de impuesto para PyMEs, postergación hasta julio del pago de impuesto a la renta de las PyMEs, postergación de pago de contribuciones de abril. Por otra parte, los gastos asociados a enfrentar la contingencia sanitaria serán aceptados como gasto tributario, entre otras.  

En Chile, en 2019, la llegada de turistas extranjeros fue de más de 4,5 millones, con un impacto económico de casi 3 mil millones de dólares, y que estiman una merma en 2020 del 70% de llegadas. Con respecto al turismo interno, tiene casi 24 millones de viajes con pernoctación, y proyectan una caída de más del 35%.  

Helen Kouyoumdjian, vicepresidente Ejecutiva de Fedetur, de Chile, indicó que el 95% de la industria está paralizada desde el 20 de marzo, y que de los 600 mil empleos que genera el turismo, 254 mil ya se han perdido y 116 mil fueron suspendidos.  

Después de destacar las medidas que el Gobierno ya tomó, enumeró algunas de las propuestas que elevó el sector privado turístico a las autoridades, como extender y ampliar la Ley de Protección del Empleo -que permite suspender el contrato laboral y el Gobierno cubre el salario por medio del Fondo de Cesantía- hasta marzo de 2021; postergación de contribuciones y concesiones; cancelación del pago de patentes; incentivar el turismo nacional con el no pago del IVA; enfrentar decididamente el alojamiento y servicios turísticos ilegales -en Chile por cada habitación legal hay una ilegal-; reforzar la seguridad pública post pandemia, ya que la actividad no resiste nuevos estallidos sociales; rebajas de cuentas de servicios básicos, que el cobro de energía por ejemplo sea en base a la no ocupación por establecimiento cerrado; flexibilizar las normas laborales y programas de reconversión de empleo; incrementar de cobertura de subsidios para contratación de jóvenes y mujeres, entre otras.   

Jordi Busquets, asesor de FEHGRA, habló de las medidas tomadas por algunos países de la Región, remarcando la complejidad de la situación en el mundo y la necesidad de establecer medidas específicas para el sector turístico, por sus particularidades. 

En Uruguay, en el tema de costos de energía, alcanzaron reducción de consumos del 70%, supresión de IVA y de cargos fijos, y esperan igual resultado en los consumos de agua. Tienen líneas de crédito para flujo de caja, con garantía del Estado, con un mes de gracia y pagaderos a tres años. Además, habilitaron un seguro de desempleo, con aporte estatal del 50%.  

En Colombia, informan eliminación de la sobretasa de la energía hasta diciembre 2020; eliminación del anticipo de la renta en 2020; un aplazamiento del pago de renta y fiscal; agilización de la devolución de IVA y Rentas; eliminación del impuesto al consumo de alimentos y bebidas hasta diciembre de 2020; exclusión de IVA a los residentes en sus desplazamientos internos hasta diciembre de 2020; exoneración de intereses y multas por pagos fuera de término; y exclusión del IVA en contratos de alquiles comerciales por dos meses.  

En Paraguay, lograron la Ley de Emergencia para la actividad, con disminución de 5 puntos en los consumos de hotelería y servicios turísticos realizados por los residentes; exoneración del 50% en pago de energía; reducción de los aportes patronales; disminución de IVA en alquileres. 

En Perú, se generó un fondo especial en crédito a tasa de 3.5%, con 18 meses de gracia, a cinco años de plazo. 

En Brasil, se destaca ayudas al mantenimiento de salarios y protección de las empresas.