AEROLINEAS | 22/07/2020

Riguroso proceso de exención de mascarilla facial para pasajeros de Delta

A partir del 20 de julio, los clientes que crean tener una condición subyacente que les impida usar una mascarilla facial, por la seguridad de todos deberán completar el proceso de “Autorización para volar” antes de que se les permita continuar con su viaje.



Las investigaciones médicas señalan que el uso de una mascarilla facial es una de las formas más efectivas de reducir la tasa de contagio por COVID-19. Es por esto que Delta requiere a los clientes y los empleados el uso de una mascarilla o un protector facial como un nivel consistente de seguridad en todos los puntos de contacto de Delta. 

A partir del 20 de julio, los clientes que crean tener una condición subyacente que les impida usar una mascarilla facial, por la seguridad de todos, deberán completar el proceso de “Autorización para volar” antes de que se les permita continuar con su viaje. El proceso de consulta virtual facilitado por un agente de Delta con un profesional médico podría tomar hasta una hora, por lo que los clientes que necesiten una exención deben presentarse en el aeropuerto con más tiempo de anticipación. Delta recomienda reconsiderar sus viajes a los clientes que no pueden utilizar una mascarilla facial debido a una condición de salud. Se requiere completar el proceso de “Autorización para volar” en cada uno de los viajes. 

A principios de mayo, Delta comenzó a requerir a los empleados y clientes el uso de una mascarilla o un protector facial en los puntos de contacto de Delta en los aeropuertos y a bordo de los aviones. Las excepciones que no requieren autorización previa al viaje incluyen a los niños pequeños que no pueden mantener una protección facial y a los menores no acompañados.