FESTEJO | 13/08/2019

Fiesta de los trabajadores gastronómicos en La Rural

Compartir |


Fiesta de los trabajadores gastronómicos en La Rural

Los amplios salones de La Rural fue escenario de la fiesta de los trabajadores gastronómicos. La familia disfrutó de una noche mágica, donde se combinaron el sonido, el color, la alegría, el reencuentro, el abrazo y las anécdotas.



Cerca de 30 mil personas asistieron al evento y 1500 mozos y camareras se encargaron de atender a los invitados. En su transcurso Dante Camaño agradeció la tarea que realizaban, con “esfuerzo y servicio,” respondiendo los trabajadores con sus bandejas en alto, ante el aplauso del público. 

Con la Comisión Directiva en el escenario, el conductor del espectáculo, Sergio Lapegue, presentó a la cantante Sandra Mihanovich, quien entonó las estrofas del Himno Nacional Argentino 

El ser humano ha variado su manera de alimentarse desde la prehistoria hasta hoy. De ser una acción netamente de supervivencia, se ha llegado a una época en la que la gastronomía se ha convertido, para muchos, en un arte. Y, por suerte, para muchos una fuente de trabajo. 

Camaño, en su discurso de agradecimiento y bienvenida, con templanza y racionalidad, destacó el esfuerzo, no afectado por tristezas, ni pesadumbres de los trabajadores, “porque este es un sector que no sabe de subsidios, que no sabe de arreglos espurios y que se ha sacrificado por el bien del país” 

Hizo mención a la tarea que se hace a diario en el sindicato “con seriedad en el trabajo, para que otros festejen en el futuro” y remarcó que el gremio cambió porque “cambió el mundo, pero el espíritu será el mismo ... solidaridad, respeto, cultura, educación, porque somos trabajadores de la hospitalidad. Tenemos un gremio para la paz, para la alegría, el trabajo”. 

También agradeció la presencia de la Reina de la Hospitalidad, Daniela Acuña Medina, acompañada por Valeria Rigaud (primera princesa), Eliandra García Valdéz (segunda princesa) , Nicole Díaz Rodríguez (Miss Elegancia) ) y Valeria Cristofano (Miss Simpatía), “porque la feminidad no tiene nada que ver con la agresión tonta,, o con una pretendida guerra de géneros. La igualdad es otra cosa”, y destacó que el gremio tiene el Iplido (Instituto Para la Igualdad de Oportunidades), porque sabemos que debe haber igualdad de oportunidades para todos, sin importar origen, raza, religión, o sexo”. 

Habló también de la veda electoral que regía por las PASO del domingo, y respetuoso mencionó que no se pretende desde el gremio encolumnar políticamente a los afiliados. “La comisión fue dirigida par administrar la economía del sindicato y la acción social en la ciudad de Buenos Aires y no nos embarcamos en aventuras electorales con la plata de los trabajadores”, enfatizó. 

Dante Camaño se refirió también a la actualidad laboral del sector. Manifestó que “hay muchos compañeros en negro y con medias jornadas mentirosas” y protegerlos es “la función más fuerte que tiene que tener el gremio” y pidió a los empresarios que aquel al que no le “de el cuero para ser patrón, entonces que sea peón, pero que no sea patrón a costillas de los trabajadores”. Criticó de esa manera a aquellos “caraduras que se meten en el sector y hacen daño, perjudican a los trabajadores, su salud y su futuro”. 

Ante el cerrado aplauso de la gente finalizó su discurso el titular de los gastronómicos porteños, despidiéndose hasta el 8 de agosto del año que viene, “cuando nos encontremos más unidos y más fuertes”, reflexionó. 

La fiesta continuó hasta la madrugada del domingo con un espectáculo de sonido, color y juegos láser que incluían a robots iluminados que se desplazaban por la abarrotada pista de baile, que tuvo su pico máximo con la presentación del grupo de música tropical LOS PALMERAS. La pista no alcanzaba y la gente bailaba y se divertía en los pasillos de las mesas. 

Los mozos y camareras forman parte de los establecimientos, conocen los gustos de sus clientes. Son los verdaderos actores de cada lugar gastronómico, cada uno con su vestimenta que puede variar y sorprender, desde el clásico jean hasta corbata o moño.  

El trabajador, el empresario, el servicio, la comida, la atención, todo hace al lugar para satisfacer a los clientes. Un papel importante es el que realizan los mozos, lo mismo que recepcionistas y mucamas de los hoteles, o quienes se desempeñan en el turismo o comedores escolares, hospitales y otras instituciones.