FESTIVALES | 08/08/2019

Centenaria tradición de las fiestas del Pan y Queso en España

Compartir |


Centenaria tradición de las fiestas del Pan y Queso en España

El municipio de Quel ha revivido su centenaria tradición de las fiestas del Pan y Queso con el lanzamiento de unos 2.500 panes y 50 kilogramos de queso de Roncal en porciones a las manos de alrededor de 3.000 personas.



El concejal de Festejos de Quel, David Miguel Merino, ha explicado a Efe que los doce cofrades más el abad que conforman la Cofradía de la Transfiguración del Señor, más conocida como "Del Pan y Queso", se han encargado del lanzamiento de estos alimentos desde la balconada de la ermita de la Santa Cruz

Antes de este tradicional acto, la jornada festiva ha contado con la procesión de la Virgen de la Antigua desde la iglesia hasta la ermita del pueblo, donde se ha celebrado una misa y han almorzado los miembros de esta Cofradía en un día marcado por el buen tiempo, ha apuntado. 

La gran mayoría de los vecinos de Quel se han congregado, como es habitual, frente a la balconada de la ermita de la Santa Cruz para participar en estas fiestas, que se conmemoran desde hace 540 años de forma ininterrumpida y a las que acuden tanto jóvenes como mayores porque es una tradición que "aquí la gente lleva dentro". 

Los queleños que residen fuera del pueblo acostumbra a volver este día con el objetivo de recoger el pan y el queso, algo que también hacen quienes viven en pueblos riojanos limítrofes como Arnedo y Autol, e, incluso, hay participantes de fuera de la región, puesto que "hay mucho veraneante procedente del País Vasco", ha destacado. 

El origen de estas fiestas, de las más antiguas de La Rioja y declaradas de Interés Turístico Nacional, se remonta a 1479, cuando la población de la Villa de Quel se redujo debido a una epidemia de peste a la que solo sobrevivieron 17 de sus 50 habitantes, lo que estos consideraron un castigo por sus pecados y decidieron pedir perdón para acabar con la enfermedad. 

Con este objetivo, los queleños salieron en procesión desde la Iglesia Mayor de la localidad hasta la ermita, en un recorrido en el que cruzaron todo el pueblo y bordearon la orilla del Cidacos, y al que llevaron trece candelas en honor a once santos de la zona, a la Virgen María, representada en Quel por la Virgen de la Antigua, y al Santo Cristo. 

Las velas de la Virgen y el Santo cristo resistieron más que las demás, lo que se consideró milagroso, al igual que el cese de la mortandad por peste en el pueblo, y, en agradecimiento, los vecinos fundaron la Cofradía de la Transfiguración del Señor, con trece miembros, uno por vela, y acordaron mantener la tradición de la procesión, en la que se sacaría a la Virgen de la Antigua. 

Además, se determinó que la procesión culminaría en la ermita de la Santa Cruz con un almuerzo de pan, queso y vino ofrecido por la Cofradía para todos los vecinos y que se lanzaría desde una balconada. 

Así, esta tradición se ha mantenido sin apenas modificaciones durante más de cinco siglos, a lo largo de los que los vecinos de Quel han cumplido con estas fiestas, declaradas de Interés Turístico Regional por el Gobierno de La Rioja en 2004, y que se han celebrado de forma interrumpida desde 1479 hasta la actualidad. 

Fuente EFE