08/05/2019

Aumenta el número de emprendedores del Programa de residencias en Tailandia

Compartir |


Empresarios buscan aprovechar el Programa de residencias de élite de Tailandia, que favorece a los inversores. Con las últimas cifras de ventas que indican un crecimiento de casi el 60 % en el primer trimestre fiscal de 8,75 millones de dólares.

La demanda global del programa se encuentra en un nivel sin precedentes. Sin embargo, lo más notable es el fuerte aumento de los solicitantes emprendedores: el número de este tipo de solicitudes aumentó en más de un 60 % interanual entre 2016 y 2018.
 
Dominic Volek, socio director y director para el Sudeste Asiático de la consultora internacional de residencia y ciudadanía Henley & Partners, opina que Tailandia se ha consolidado como destino para los empresarios e inversores que desean hacer negocios o poner en marcha su empresa. «La fuerte trayectoria de crecimiento de los inversores emprendedores para el Programa de residencias de élite de Tailandia en los últimos tres años es una prueba de la creciente reputación de Tailandia, no solo como un país de exquisita belleza y estándares de vida excepcionalmente altos, sino también como un lugar fantástico para hacer negocios».
 
Tradicionalmente, Singapur ha sido la potencia regional para las start-ups, debido a su contexto favorable a las empresas y a su impresionante acceso mundial. Sin embargo, Tailandia se está poniendo rápidamente al día gracias a su infraestructura basada en la tecnología y a su floreciente cultura de la innovación. El gobierno tailandés ha apoyado con firmeza a las nuevas empresas durante varios años, ha atraído inversiones de inversores locales y extranjeros, ha flexibilizado las reglamentaciones y ampliado las exenciones fiscales para el capital de riesgo.
 
Las últimas cifras muestran que hay un creciente interés en Tailandia, en especial, por parte de los inversores y empresarios chinos. Entre 2016 y 2018, el número de solicitantes chinos para el Programa de residencias de élite de Tailandia se multiplicó por más de siete. El programa también es popular entre los ciudadanos japoneses y franceses, que casi triplicaron y duplicaron su número de solicitantes, respectivamente, de 2016 a 2018. Otras nacionalidades que se inclinan por el programa de residencias son los ciudadanos estadounidenses, australianos y británicos.
 
El aumento en las solicitudes de programas es parte de una tendencia global más amplia, con un número cada vez mayor de inversores emprendedores que buscan una residencia o ciudadanía alternativa. Volek añade: «En todo el mundo, vemos cada vez más interés entre los individuos de alto poder adquisitivo que desean comprar una residencia o tener una ciudadanía alternativa como medio para diversificar las oportunidades y los intereses comerciales de sus familias, al tiempo que mejoran su calidad de vida».