ENTIDADES | 17/12/2018

Canatur pidió atraer más inversiones al sector turístico peruano

Compartir |


Canatur pidió atraer más inversiones al sector turístico peruano
El Presidente de Canatur, Carlos Canales Anchorena, afirmó que los recientes sucesos políticos en el país no han afectado el normal desarrollo de la actividad turística, pero advirtió que sí podrían debilitar la seguridad jurídica y poner en riesgo las inversiones futuras.

Dijo que para atraer inversiones en cualquier sector económico y productivo es indispensable tener un sistema judicial predictible y confiable.  “En consecuencia, la  administración de justicia es el pilar que tiene un país para brindar seguridad jurídica a las inversiones nacionales o extranjeras”, señaló el titular de Canatur.
 
Destacó que las inversiones hoteleras en el Perú han sido importantes desde el 2010, sumando alrededor de US$ 5,000 millones hasta el 2021. “Desde el 2016 camino al Bicentenario hay una inversión de casi US$ 2,600 millones en inversión privada en hoteles de 5, 4 y 3 estrellas”, comentó.
 
Lima acapara el 60% de estas inversiones, con diversos hoteles inaugurados recientemente y la incorporación de cadenas importantes en los próximos meses, con productos desarrollados para nuevos nichos de mercado.
 
Al respecto, descartó el riesgo de una sobreoferta hotelera en la capital porque, si bien los niveles de ocupación han bajado de 75% a 67%, Lima y en especial el distrito de Miraflores sigue liderando el promedio de la región y su tarifa supera la media de Santiago, Sao Paulo, Buenos Aires, Bogotá, entre otras ciudades, “por lo tanto hay espacio para nuevos proyectos”.
 
“Pero el tema no es seguir construyendo con la misma cantidad de turistas porque eso si es negativo, lo cual implica fortalecer el compromiso de los sectores público y privado en la promoción del destino, en la diversificación de la oferta, en la apertura de nuevos nichos y segmentos de mercado, pues a más oferta debería haber más demanda. En el caso de Lima, debemos reconvertir nuestro producto para posicionarlo como la capital en las Américas del turismo de reuniones, los viajes de incentivo, la gastronomía y la cultura”, refirió.
 
Al hacer un balance del 2018 y las proyecciones futuras, Carlos Canales sostuvo que será muy difícil cumplir la meta trazada por el Gobierno de llegar a 7 millones de turistas extranjeros en el 2021. Con los indicadores actuales para el 2019 la cifra podría estar cerca de 5 millones, tal como estima el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) y lo más probable es lograr 5.5 millones de visitantes de cara al Bicentenario.
 
El presidente de Canatur indicó que se está creciendo a un solo dígito, siendo este 2018 un año atípico por la llegada de unos 300 mil venezolanos al país, “y eso implica que nuestro crecimiento real debe oscilar entre el 6 o 7 por ciento”.
 
“Para llegar a los 7 millones de turistas, se requiere no solo mayor inversión en promoción sino en diversificación de la oferta, mejorar nuestro alcance a la demanda, apoyados por una infraestructura competitiva y una mejora en la calidad de los servicios turísticos, definitivamente para logro de dicha meta no ayuda un recorte del 19% al presupuesto del MINCETUR para el 2019. Es bueno tener metas ambiciosas que se podrían concretar, en la medida que se tomen acciones que tengan que ver con una planificación muy aguda y agresiva, con el fin de mejorar sustantivamente en nuestra posición dentro del mercado cultural y natural, pero atacando ciertos nichos de mercado a los que aún no hemos llegado atraer o tenemos una tímida participación”, sostuvo el dirigente empresarial.
 
Al respecto, puso como ejemplo Estados Unidos, un mercado de 20 millones de potenciales turistas que conocen y pueden venir al Perú, pero solo recibimos 500 mil estadounidenses (2.5%). Históricamente se percibe un crecimiento de 5 a 7 por ciento, cuando es el país con mayor conectividad aérea con el nuestro.
 
“Hay más de 40 vuelos directos e indirectos a más de 40 destinos desde Lima. Hay vuelos a Washington D.C., Los Ángeles, Atlanta, Orlando, Dallas, Houston, Miami, Nueva York y Fort Lauderdale. Estamos bien conectados con los Estados Unidos”, afirmó. Los vuelos indirectos son vía Panamá, México, San José (Costa Rica) y Bogotá (Colombia).
 
“Existe un potencial extraordinario en el mercado norteamericano que en la actualidad no estamos aprovechando. Estados Unidos es un mercado para tener como mínimo, un millón de turistas. Debemos hacer un mayor esfuerzo, dinamizar la promoción y segmentarla en los turistas con formación educativa superior y nichos de mercado especializados. Se debe hacer alianzas con las líneas aéreas que son los canales de comercialización directos y que van a poner en vitrina nuestro país”, planteó Canales Anchorena.
 
Asimismo, se refirió al mercado canadiense, cuyo potencial es interesante y que tenemos expectativas de crecimiento porque todavía la demanda es pequeña, pero es interesante para el Perú ya que viajan con mayor frecuencia en nuestra temporada viaja entre los meses de noviembre y marzo debido al intenso invierno que afronta en ese país.
 
El sector privado valora el esfuerzo del MINCETUR por atraer más aerolíneas y mejorar la conectividad con el Perú, sobretodo en los mercados emisores de mayor importancia y por ello el titular de Canatur se pronunció sobre la necesidad de captar más vuelos directos desde Europa, ya que existe poca conexión con Londres (Inglaterra) y ninguna con Frankfurt (Alemania) o Milán (Italia).
 
“No hay más conexiones directas con Europa, más allá de Madrid y Barcelona (España), Paris (Francia) y Ámsterdam (Holanda). Debemos diversificar los accesos desde Europa hacia el Perú y eso implica una política atractiva a las aerolíneas para poder acoger vuelos directos”, afirmó.
 
En ese sentido, manifestó que el Gobierno debe invertir lo que se requiera en el regreso de las aerolíneas Lufthansa (Alemania) y Alitalia (Italia), que conectarían al Perú con mercados potenciales de alto consumo como el alemán y el escandinavo. 
 
Igualmente, dijo que se debe fortalecer la conectividad de Londres a Lima con British Airways para tener un vuelo diario y que no sea solo estacional en la temporada alta.
 
“Si no hay resultado, aliarnos a Norwegian Airlines que tiene ya operaciones en Argentina y Brasil y es la tercera low cost europea con acceso al mercado escandinavo”, precisó.
 
También se refirió a la presencia de turistas chinos y japoneses en nuestro país. Informó que, en la actualidad, han llegado al Perú menos de 40 mil chinos y menos de 50 mil japoneses, cifra muy baja en el espectro internacional e incluso los mercados vecinos han incrementado la llegada de dichos turistas asiáticos.
 
Según Canales, entre las razones de la poca afluencia de visitantes chinos son los problemas de visado y la conectividad aérea. 
 
“El visado al turista chino debe ser electrónico y automático. No deberíamos poner un solo impedimento para que ningún chino, el día de hoy, en pleno siglo XXI, pueda venir a nuestro país y ello debe exigir un cambio en el chip de nuestros funcionarios consulares, en especial en Beijing donde tenemos demoras de casi un mes en los tramites, hoy los chinos ya no vienen a quedarse en el Perú como tránsito a EEUU, ya que dicho país otorga más de 5 millones de visados de turismo a los chinos”, sostuvo.
 
Asimismo, se refirió a los turistas japoneses, manifestando que se debe hacer un esfuerzo en “recapturar” ese mercado. 
 
“En su mejor momento, teníamos unos 75 mil turistas de ese país. Ahora no superamos los 50 mil. Tenemos que reformular las estrategias para captar a la gente joven japonesa que pueda llegar a nuestro mercado”, subrayó el líder empresarial.
 
Respecto al turismo interno, Carlos Canales afirmó que se sigue avanzando cada año, aunque con un “tímido crecimiento” de 5%. 
 
Para masificar este mercado, dijo, se requiere mayor promoción por parte del Estado y el compromiso de los empresarios para desarrollar una buena oferta y con tarifas competitivas, pues muchos destinos nacionales terminan siendo más caros que los internacionales y prefieren viajar al extranjero.
 
“Tenemos técnicamente 10 millones de personas que tienen la capacidad económica y el tiempo para viajar hasta dos veces al año. Movilizar esa masa es muy fácil en la medida que les acerquemos la oferta adecuada en el momento oportuno. Un peruano no planifica con 3 ni 6 meses de anticipación, en dos semanas decide su viaje de fin de semana o por vacaciones, pero para atraerlos tenemos que ser atractivos”, opinó.
 
Destacó que la campaña “Y tú qué planes” de PromPerú cumple un rol importante al poner en vitrina toda la oferta de las regiones, pero falta el tema comercial porque el Estado no puede ni debe comercializar. 
 
“Canatur está proponiendo una plataforma de comercialización electrónica, en alianza con los empresarios de los gremios del sector formal, para justamente buscar estándar de calidad, profesionalización y acercar una oferta a precios justos hacia el mercado. Esta herramienta estará lista en el mes de febrero”, reveló.
 
El titular de Canatur sostuvo que el ingreso de las aerolíneas de bajo costo (low cost) al mercado nacional ha tenido un impacto positivo en las tarifas, en la mejor conectividad aérea del país y en la reducción de los tiempos de viaje, lo cual resulta atractivo para los 75 millones de usuarios del trasporte terrestre.
 
No obstante, precisó que es poco sostenible la vigencia de 5 o 7 líneas aéreas dentro del ámbito doméstico. “Yo creo que esto se va a regular, porque el mercado interno es para que convivan no más de 4 aerolíneas. Ya estamos viendo que Star Perú se está uniendo con Peruvian, saliendo LC PERU, entró Viva Air y Sky lo hará pronto, Avianca ha reducido sus vuelos internos porque no es su core business; hay una redistribución natural, pero con estos nuevos modelos de transporte aéreo el usuario es el beneficiario”, señaló.
 
Asimismo, remarcó que el Gobierno debería anunciar este mes los feriados largos del 2019, porque es su obligación promover el turismo y una manera de hacerlo es calendarizar los eventos y aglutinar los días festivos, para que la gente programe sus viajes con anticipación y se genere riqueza de forma descentralizada en todo el país. 
 
Canales Anchorena dijo que en el 2018 se cometieron errores y no se aprovecharon oportunidades.
 
“Nosotros vamos a solicitar formalmente la calendarización de los feriados largos. Hemos identificado fechas probables, pero hay una distorsión el próximo año por el tema de los Juegos Panamericanos porque se están reprogramando las vacaciones de los colegios y universidades, entonces estamos viendo cómo encajamos esas fechas”, comentó.
 
Otro tema sobre el que se pronunció el presidente de Canatur, Carlos Canales, es el proyecto del teleférico a Machu Picchu. Dijo que la diversificación de los accesos al santuario es una necesidad y debe ser una prioridad para públicos y privados, ya que la experiencia de los turistas en el destino es cada vez más insatisfactoria.
 
“Hay un deterioro en la experiencia del viaje a Machu Picchu por las largas colas, poco disfrute, regular calidad en el servicio, difícil acceso, etc. Todo eso se refleja en los comentarios en TripAdvisor y otros medios, en donde el grado de satisfacción viene en franca caída. Del 92% de satisfacción de hace 5 o 6 años atrás, hoy estamos en un 74%, cifras que incluso las convalida Indecopi con la cantidad de reclamos que registra”, explicó el dirigente gremial.
 
En ese aspecto, dijo que hay dos cosas importantes por hacer: primero, optimizar la gestión turística del santuario histórico, lo cual implica el viaje en tren, la llegada en bus y la entrada. Canatur propone la implementación de un sistema de recaudación único, que integre esos tres servicios en un solo boleto para facilitar la visita de los turistas, ofrecerles una experiencia menos traumática y garantizar su ingreso a la ciudadela inca.
 
“Pareciera que las autoridades que manejan la gestión del parque arqueológico no quieren más turistas, pero no se dan cuenta que ellos viven del ingreso de esos visitantes y que, en pleno siglo XXI, todo monumento debe ser gestionado con modernidad y con estudios científicos que ayuden a mejorar la experiencia, a ser eficientes en la conducción de las visitas. Pompeya recibe 25 mil personas, es más antiguo que Machu Picchu y tiene las mismas dificultades por ser patrimonio de la humanidad, y nosotros nos hacemos muchos problemas si llegamos a 5 mil o 6 mil personas al día”, comentó.
 
Sin embargo, aseguró que el denominado ‘Acceso Amazónico’ desde el distrito de Santa Teresa, que viene impulsando la Cámara Regional de Turismo de Cusco (Cartuc) y la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC), también masificará el flujo de turistas a Machu Picchu porque abaratará el costo del viaje, partiendo en bus desde Ollantaytambo hasta Santa Teresa y luego un acceso terrestre hacia la ciudadela inca. 
 
También informó que existe una idea de proyecto que nace del Municipio de Machu Picchu, sobre una APP que propone el encauce del rio, un centro de interpretación en el pueblo, un teleférico y el retiro de CONSETTUR para mejorar el acceso directo desde Machu Picchu Pueblo hacia el Santuario, el cual a la fecha carece de las autorizaciones de parte de las autoridades del MEF,  Ministerio de Cultura y SERNAMP. 
 
“Lo cierto es que existe una necesidad de mejorar la competitividad del destino y en especial diversificar los accesos a nuestro icono. Por lo cual es absolutamente indispensable, un estudio moderno y científico que establezca la real capacidad de carga del Santuario para poder recibir a nuestros turistas con un estándar de calidad y preservando nuestro Patrimonio Cultural y Natural, maravilla del mundo”, argumentó.
 
Al respecto, afirmó que tanto las autoridades del gobierno central, regional y local, así como los propios empresarios, deben ser consistentes en impulsar todo tipo de iniciativas que ayuden a diversificar los accesos a Machu Picchu, trabajando con responsabilidad para preservar el recurso. 
 
“CANATUR va apoyar cualquier propuesta técnica, viable y que este conforme a ley, que cumpla todas las exigencias de las autoridades nacionales e internacionales, teniendo en cuenta que nuestro objetivo primordial es mejorar el acceso a Machu Picchu. No es verdad que la Unesco haya dicho que no puede hacerse un teleférico o cualquier otra alternativa de acceso mecanizado en Machu Picchu. Lo que ha señalado es que todo lo que se haga en Machu Picchu tiene que ser realizado utilizando las herramientas de gestión del santuario, que significa la medición de la capacidad de carga para determinar si pueden entrar mil, 2 mil, 5 mil, 10 mil turistas diariamente o la cantidad que resulte de un estudio serio y sólido. Pero eso no niega el ingreso de un teleférico o cualquier otro sistema, telecabinas, funicular, ascensor, túnel que se vienen dando por parte de Cartuc, la DDCC y el pueblo de Machu Picchu, la solución es de extrema urgencia”, comentó.
 
El titular de Canatur indicó que la decisión sobre este tema recae en las autoridades del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), del Ministerio de Cultura y de la Unidad de Gestión de Machu Picchu (UGM) que ha vuelto a ser convocado, después de año y medio, a raíz de la propuesta del teleférico. 
 
“Esto es básicamente una decisión pública, de las autoridades con los grandes lineamientos de la Unesco”, precisó.
 
Asimismo, dijo que, de ser aprobado el proyecto del teleférico o cualquier otro sistema mecanizado a Machu Picchu, su construcción tomaría uno o dos años, dependiendo de las circunstancias, lugar, forma y la técnica que se vaya a emplear. La inversión podría variar de 40 a 100 millones de dólares, según la infraestructura que se pretenda desarrollar.
 
De otra parte, el presidente de Canatur solicitó al Gobierno acelerar la firma del contrato con la Expo Dubai 2020 y trabajar de la mano con el sector privado en la preparación de una oferta importante a mostrar en los casi 1700 metros cuadrados que va a tener el Perú dentro del evento. Se calcula que esta exposición internacional recibirá más de 25 millones de personas en un periodo de 6 meses.
 
“Hay que preparar un concepto adecuado de lo que queremos mostrar, que debería ser realidad virtual, modernismo, innovación tecnología, los superfoods y productos turísticos. No queremos que nos pase lo de la Expo Milán, ni lo que sucedió en la Casa Perú Rusia en donde el sector empresarial de turismo no estuvo presente. En ese sentido, estaremos atentos a que esta convocatoria se realice integrando a todos los sectores económico-productivos del país, especialmente el turístico que tiene mucho que ofrecer en esos mercados”, puntualizó.