OPINION | 07/11/2018

La actividad turística de Uruguay sufre por la recesión y la devaluación argentina

Compartir |


La actividad turística de Uruguay sufre por la recesión y la devaluación argentina
El contador Juan Martínez Escrich, Presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, manifestó su preocupación por el impacto negativo en el sector turístico uruguayo por la crisis argentina.

Temas como el informalismo, la regulación de las plataformas digitales, la capacitación, la mejora en calidad en un sentido amplio e integral, los derechos intelectuales y, por sobre todo, la rentabilidad de las empresas, nos han mantenido ocupados este año.
 
Hemos trabajo mucho en el fortalecimiento institucional y por sobre todo en la integración regional.
 
No obstante, lo que más nos preocupa y ocupa en estos momentos, es la situación económica de nuestros vecinos y su impacto en nuestra actividad de cara a una nueva temporada de verano.
 
En estos días hemos recibido varios informes de consultoras independientes sobre las perspectivas económicas del Uruguay, los que nos presentan muy claramente nuestra realidad.
 
En primera instancia, debemos decir que el shock regional adverso, encuentra a la economía uruguaya en una senda de desaceleración. El PBI viene cayendo y, mirado desde la demanda, en el segundo trimestre el consumo siguió perdiendo fuerza, lo que genera una retracción al gasto por parte de las personas.
 
Las exportaciones han seguido esa tendencia, ya sea en el sector agropecuario por la sequía de este año, o por la menor actividad en el turismo.
 
La inversión privada siguió cayendo y la inversión bruta fija total se ubicó en los menores niveles desde 2005, medida en términos de PBI (siendo el 16% del mismo).
 
Desde el punto de vista de la oferta, en los últimos años, muchos sectores están creciendo a menor ritmo.
 
En este escenario, es previsible una desaceleración importante en la actividad económica, donde varias consultoras anuncian para el 2019 un crecimiento del PBI cercano al 0,5%, muy por debajo de la tendencia de los últimos años.
 
En otras palabras, se avecina una caída en el consumo interno, donde sin duda la actividad turística será la que más sufra esta retracción al consumo.
 
Adicionalmente, el cambio sufrido en la relación de competitividad con nuestros vecinos, ha venido impactando en la actividad turística, más que en ninguna otra actividad productiva del país, aguardándose una fuerte retracción en lo que resta del 2018 y en 2019.
 
A vía de ejemplo, basta citar que en el último trimestre los visitantes argentinos cayeron un 27% y el nivel de gastos de éstos decreció en un 25% en igual periodo y en términos reales. Esto muestra una tendencia sobre lo ocurrido en el trimestre mayo-junio de este año, donde ya tuvimos una caída del 21% y 9% respectivamente.
 
Esto nos lleva a prever una gran caída en la cantidad de visitantes (cercana al 30%), y de una caída del ingreso de divisas en términos reales cercana al 13%.
 
Otro de los informes analizados, muestra cómo las tarifas en la hotelería, así como sus niveles de ocupación, en el último año, vienen cayendo trimestre tras trimestre; basta citar a modo de ejemplo lo ocurrido en Montevideo en julio-septiembre 2018 en relación al trimestre abril-junio 2018, donde el “RevPAR” cayó un 21,5% (en hoteles 4 estrellas).
 
Solicitamos al BPS información sobre la cantidad de cotizantes y de trabajadores en el subsidio de desempleo. Esta información también nos preocupó. Los cotizantes en el sector hotelero & gastronómico han caído un 23,4% en el primer semestre del año, y algo similar ocurre con el transporte en general.
 
Si analizamos la cantidad de  trabajadores que hicieron uso del seguro de desempleo, vemos que en el sector alojamiento, en junio de 2018 había un 16.9% más que en junio de 2017, y un 20,7 más en el sector gastronómico: Los sectores de rentadoras de autos sin chofer y de agencias de viajes promediaron un 90% más en el mismo periodo. 
 
En conclusión, el mapa del sector turismo en la actualidad está complicado, y el panorama del futuro inmediato no es alentador.
 
A esto debemos agregar la fuerte competencia desleal del informalismo y el crecimiento de la inseguridad, temas que tanto afectan a nuestra actividad. En este contexto, la Cámara sigue trabajando, reiterando nuestras propuestas legislativas para regular la actividad informal y haciendo denuncias concretas a las autoridades competentes. 
 
A los efectos de mejorar las previsiones de futuro inmediato, es que gracias a todos los operadores privados -que han mostrado una gran profesionalidad, responsabilidad y compromiso- desde la CAMTUR hemos podido instrumentar un gran plan promocional. La difusión del mismo se está realizando a través de las redes sociales, con el apoyo del Ministerio de Turismo y de la agencia Y&R, que permitió mostrar un feriado del 12 de octubre con gran afluencia de turistas, lo que nos dio un cierto optimismo, si así cuidamos nuestros destinos y continuamos con esta política de cuidado de precios. Esta promoción estará vigente hasta el 20 de diciembre de 2018.
 
La Cámara Uruguaya de Turismo está co-organizando, junto al MINTUR y a Buquebus, una presentación promocional en Buenos Aires para los próximos días. El objetivo es  tratare de minimizar el impacto dólar en la relación de intercambio con Argentina, que junto a la renovación de los beneficios fiscales, nos permitan mejorar la competitividad con los vecinos.
 
Los temas urgentes nos llevan a tomar medidas de emergencia para atravesar las aguas turbulentas de la región. No obstante, venimos trabajando en otros temas importantes,  sobre los que les informaremos en la próxima edición.