CULTURA Y TURISMO | 13/04/2018

Más de cuatro mil chicos disfrutaron de Alicia en el País de las Maravillas en el Teatro Colón

Compartir |


Más de cuatro mil chicos disfrutaron de Alicia en el País de las Maravillas en el Teatro Colón
Más de cuatro mil chicos disfrutaron de Alicia en el País de las Maravillas, interpretado por bailarines del Ballet Estable y alumnos del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

El Área de Formación de Nuevo Públicos del Teatro Colón desarrolla el siguiente programa con títulos de ópera, ballet y conciertos destinados a escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
 
Con dos presentaciones realizadas a las 11:00 horas, la sala principal de nuestro primer coliseo estuvo colmada de niños y niñas que disfrutaron de esta clásica versión llevada al mundo de la danza y que cuenta con coreografía, adaptación y selección musical de Alejandro Cervera junto a las interpretaciones de los alumnos y egresados de la Carrera de Danza del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y bailarines del cuerpo del Ballet Estable del Teatro Colón.
 
Estuvieron presentes en las dos funciones más de treinta escuelas públicas de los barrios de Retiro, Congreso, Once, Caballito, Constitución, Montserrat, Barracas, La Boca, Parque Patricios, Caballito, Villa Devoto, Avellaneda, Liniers y Mataderos. Previamente, las escuelas asistentes comienzan a trabajar en clase con una guía didáctica que les permite aproximarse al conocimiento del espectáculo y a la historia del Teatro Colón para luego participar de esta visita a nuestro coliseo porteño. 
 
 Alejandro Cervera, coreógrafo de esta magnífica versión estrenada en el Teatro Colón en 2013, la define como  “una obra que está relacionada con el mundo onírico infantil. Este ballet está planteado como lo que es: un sueño en escena, llevándolo a cabo esta imponente sala colmada de un público infantil que lo recibe con entusiasmo y ovaciones”.
 
Luego de la cortina final, todos los personajes que integran esta puesta se acercan a saludar e interactuar con el público en un festivo encuentro colmado de gran alegría, risas, fotos y abrazos compartidos entre los niños y los bailarines de este clásico infantil.