12/07/2013

Los aeropuertos fantasma de Refund.me

Compartir |


Refund.me, la plataforma online especializada en ayudar a tramitar las quejas del sector aéreo y otros métodos de transporte, ha seleccionado algunos de los aeropuertos fantasmas con más mala fama, centros desiertos, que una vez vieron miles de pasajeros en ellos, o que fueron creados para ellos pero nunca lo consiguieron.



El aeropuerto argentino de Rio Cuarto fue inaugurado en 1954 para albergar vuelos regulares, pero hoy en día sólo cuenta con dos vuelos semanales en riesgo, debido a falta de subsidios. La escasa rentabilidad de las rutas programadas y su cercanía al aeropuerto internacional de Pajas Blancas, que registra un gran tráfico, ha supuesto el declive de este aeropuerto situado en la pequeña localidad de Las Higueras.

El aeropuerto de la localidad de General Roca comenzó su andadura como aeroclub privado que formaba y entrenaba a pilotos y también cumplía la función social de transportar enfermos. A finales de los años 90, fue cedido a Aeronor para impulsar el crecimiento aeronáutico de la zona, pero se cerraría finalmente en 2002. Numerosas iniciativas han intentado reavivar este enclave, la última de ellas, el pasado 2012, con la que se pretenden retomar los servicios comerciales en el aeropuerto.

Un caso similar es el del aeropuerto argentino de Don Torcuato, fundado en 1947 por una empresa privada. Éste llegó a ser el segundo aeropuerto del país a finales de los años 90. Sin embargo, tras la tentativa de compra fallida para traspasar la base a otros terrenos del partido de Escobar, el aeropuerto de Don Torcuato cerraría sus pistas en 2006. Hoy en día en sus lindes se ubica un barrio privado.

El aeropuerto internacional de Kaua, en México, fue creado con vocación internacional, pero nunca vería este tipo de operaciones en sus pistas. Además, la proximidad de Chichén Itzá a los destinos turísticos de Cancún, Mérida o Playa del Carmen hacen poco rentables las rutas nacionales entre las distintas ciudades. Pese a las diversas iniciativas para impulsar el tráfico del aeropuerto, a día de hoy un escaso número de vuelos operan en él.

El aeropuerto de Agualeguas, situado también en México, fue creado inicialmente para acoger aviones privados. Desde su cierre, los terrenos fueron reutilizados como base militar, sin embargo, en 2012 se aprobó un plan estatal para remodelar el aeropuerto con fines comerciales y así potenciar el desarrollo económico de la región.

Diseñado y construido durante el boom económico de España, el aeropuerto de mil millones de euros de Ciudad Real estaba destinado a reducir la congestión en el aeropuerto de Madrid Barajas.
Este aeropuerto fue construido para acoger a más de 5,5 millones de pasajeros al año. Su pista es una de las más largas de Europa y su diseño un proyecto ambicioso para dar servicio al Airbus A380. Iba a convertirse en el primer aeropuerto de España en tener conexión directa con un tren de alta velocidad, enlazando la base con Madrid en menos de una hora, y con el sur de España en apenas dos horas.
La puesta en marcha de este aeropuerto en el contexto más crítico -la peor recesión de los últimos 100 años- hizo naufragar esta apuesta y sólo se operaron vuelos entre 2010 y 2012, año en el que este aeropuerto tuvo que ser clausurado.