Diario Digital de Negocios en Turismo
FFESTIVALES | 05/10/2017

Comienza Oktoberfest, la fiesta más relevante de Villa General Belgrano

Compartir |


Este viernes -6 de octubre-  la fiesta más relevante de Villa General Belgrano inicia su edición número 54º. Oktoberfest Argentina es la tercera en el mundo, podio que lidera Múnich (Alemania) seguida de Blumenau (Brasil).



 
Se desarrollará nuevamente en su sede definitiva “El Bosque de los Pioneros”, que fue inaugurado en el 2016 luego de ser elegido por consulta popular (TimeLapse completo de construcción del predio).
 
Con la posibilidad de admirar el paisaje imponente de las sierras chicas, desde que comienza el día hasta entrada la madrugada se puede disfrutar de los 1400 artistas que pasan por el escenario, a través de sus danzas y sus atuendos particulares nos hacen viajar por los países de Centroeuropa y otros. Mire acá el programa completo (pdf). 
 
Lo es por el protagonismo de sus vecinos nucleados en sus respectivas colectividades, los grupos que hacen a la programación artística nutrida que se ofrece y la asistencia de turistas presentes en todo el pueblo que supera los 120 mil en un pueblito de 10 mil habitantes. Potencia la ocupación en alojamientos de toda la provincia y los visitantes llegan hasta el festejo en forma de excursionistas que no querrán volver a su lugar de origen.
 
Se puede adquirir las entradas anticipadamente a través de Ticketek, hasta el jueves 5 corren importantes descuentos. También en las boleterías de Chevallier y en los alojamientos hoteleros para la estadía en VGB.
 
Este año con la entrada ya estás participando para disfrutar del Festival Viña 2018.
 
El primer finde el nuevo predio abrirá sus puertas a las 17 hs, iniciando el primer día de esta fiesta nuestros amigos de la Loreley Orchester, banda conformada por vecinos de VGB. 
 
Ellos serán los encargados de ir creando el clima para un momento imperdible: el desfile. Ya es una tradición, los aldeanos ataviados con sus trajes típicos y las distintas colectividades emprenden desde las calles céntricas una caminata que avanza hacia el Bosque, al ritmo de la música centroeuropea los locutores comenzarán a alentar una especie de cántico: “¡Espiche, espiche, espiche!” y este es el momento para preparar el chopp y no perderse la tan siempre esperada ceremonia. Se introduce una canilla en el vientre de un barril y luego de un certero golpe propinado por el espichador la cerveza llega como caricia del cielo para ser compartida entre los presentes.