Diario Digital de Negocios en Turismo
CULTURA Y TURISMO | 12/09/2017

Tucumán sumará un nuevo museo histórico donde albergará la primera bandera patria

Compartir |


Tucumán sumará un nuevo atractivo turístico e histórico con el Museo Sala Histórica de la Iglesia de San Francisco, que albergará la primera Enseña Patria junto a otros objetos originales del congreso donde se declaró la Independencia.



El gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur, recibió en Casa de Gobierno a fray Eduardo Lascano, responsable del convento de San Francisco, en el marco de la entrega de fondos destinados a la realización de un museo de sitio en el histórico solar religioso.
 
Participaron del encuentro con el primer mandatario el presidente de Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Sebastian Giobellina; el secretario general de la Gobernación, Pablo Yedlin, y el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. Además, acompañaron al frailelos historiadores Juan Pablo Bustos Thames, Luis Yanicelli y José María Posse.
 
La iniciativacontó con el asesoramiento de la Dirección de Obras e Infraestructura del Ente de Turismo provincial, y el apoyo de la Secretaría General de la Gobernación, que respondieron a un pedido de la propia Iglesia y los historiadores.
 
La propuesta incluye el desarrollo de un espacio con perfil de museo de sitio dentro del convento, tradicional referente de la vida espiritual, civil e histórica de San Miguel de Tucumán, que vio transitar a las órdenes jesuitas y franciscanas, además de las tropas durante las batallas por la Independencia. 
 
En este sentido, se acondicionará una sala que albergará mobiliario y objetos del siglo XIX, entre ellos la bandera nacional que el general Manuel Belgrano entregó a Bernabé Aráoz, prócer de las batallas independentistas y primer gobernador de Tucumán. Además, el visitante se encontrará con la mesa y el crucifijo que coronó el congreso donde se firmó la Declaración de la Independencia, y que el año pasado fue utilizado durante el Tedéum en homenaje al Bicentenario.
 
El religioso señaló que la bandera, de 2,64 por 1,50 m., estuvo enmarcada y expuesta durante 150 años en la nave principal del templo pero que,en general, los ciudadanos no conocen esta parte de la historia. De igual manera, confía que con la inversión actual se podrá difundir este patrimonio para que se convierta en un punto de interés nacional.
 
Por su parte, el titular del organismo turístico provincial enfatizó que el subsidio  “posibilitará desarrollar un proyecto que ampliará la oferta turística local, en el marco de la Ruta de la Fe”, y que el lugar “será parte de un recorrido turístico dentro del circuito del casco histórico de la Capital”.
 
El historiador, Juan Pablo Bustos Thames, celebróque el Gobierno de Tucumán apoye esta “interesante iniciativa de rescatar los tesoros que guarda el convento de San Francisco”, a los que atribuyó “un valor importante para Tucumán y toda la Argentina”.
 
La basílica, monumento histórico nacional, ha sido sede de la primera escuela franciscana, fue construida en el año 1767 y remodelada entre 1879 y 1885, y brindó alojamiento y cuidados de enfermería a las tropas de Belgrano durante la Batalla de Tucumán. Al término de la gesta, fueron también enterrados allí tanto soldados del Ejército del Norte como Realistas.
 
El museo de sitio del convento San Francisco tiene un tiempo estimado de obra de dos meses hasta su inauguración.