Diario Digital de Negocios en Turismo
ENTIDADES | 10/03/2017

Fehgra elaboró con OIT las pautas de trabajo y turismo responsable

Compartir |


Expertos internacionales elaboraron Pautas sobre Trabajo Decente y Turismo Socialmente Responsable. La doctora Graciela Fresno, presidente de Fehgra, fue designada presidente y portavoz del Grupo Empleador para las Reuniones del Debate Plenario.

Las autoridades de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) participaron de la Reunión de Expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en la que se adoptaron Pautas sobre Trabajo Decente y Turismo Socialmente Responsable, destinas a autoridades gubernamentales en todos los niveles, organizaciones de empleadores y de trabajadores.
 
En el encuentro tripartito -reúne representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores-, la delegación de FEHGRA asumió la tarea de trasmitir los requerimientos del sector con la visión local en este foro que tiene como objetivo prioritario impulsar iniciativas que fomenten la creación de más y mejores empleos en el sector turístico, que en 2015 creó 284 millones de puestos de trabajo -se prevé que ese volumen se eleve a 370 millones en 2026- y explica casi el 10% del PBI mundial.
 
En las extensas e intensas jornadas de trabajo, la Federación pudo insertar importantes definiciones en el documento final consensuado por los expertos, destacando la necesidad de impulsar el trabajo decente en todos los ámbitos turísticos, y exigiendo que todos los actores del sector operen bajo las mismas reglas de juego. En este sentido, se recomienda a los gobiernos y los interlocutores sociales que se esfuercen por llevar a cabo evaluaciones y diagnósticos adecuados de la actividad informal en la industria del turismo, con el fin de utilizar esta información a la hora de formular y aplicar leyes y reglamentos nacionales que faciliten la transición a la economía formal.
 
La doctora Graciela Fresno, presidente de FEHGRA, fue designada como presidente y  portavoz del Grupo Empleador para las Reuniones del Debate Plenario. También integraron la Comitiva de FEHGRA los vicepresidentes, doctores Rodrigo Verde (Departamento de Actividades Informales) y Fernando Desbost (Departamento de Turismo); el protesorero, doctor Daniel Suffredini (Departamento de Política Laboral y Social); y el asesor, licenciado Jordi Busquets.
 
Las autoridades de FEHGRA subrayan la óptima participación de Argentina en general, y de la actividad hotelera y gastronómica en particular, que se encuentra en un estadio superior a la media de los países asistentes a la reunión por el nivel de sugerencias y análisis. Y, a su vez, destacan la buena interlocución con los representantes del sector trabajador local, UTHGRA, y valoran la existencia del dialogo social, que no siempre se da en otros países. 
 
Hubo asistencia casi perfecta de los países invitados al foro, entre quienes se contaban representantes de Países Bajos, Croacia, Namibia, Sri Lanka, Perú, Zambia.
 
La Reunión de Expertos de la OIT se llevó a cabo 20 al 24 de febrero en Ginebra, Suiza, y fue organizada por el Departamento de Políticas Sectoriales de la OIT. 
 
A continuación, se incluyen algunos puntos salientes de las Pautas de la OIT sobre Trabajo Decente y Turismo Socialmente Responsable, que fueron publicadas recientemente.
 
 
Algunas Recomendaciones para impulsar la Formalidad en el sector:
 
El turismo está fuertemente posicionado en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible. En este marco global y en relación a la problemática de la informalidad, FEHGRA introdujo su postura concreta dentro de la posición del sector empleador en dos puntos que fueron aceptados en el plenario tanto por los representantes de los Gobiernos como de los Trabajadores, quedando adoptados como pautas los siguientes conceptos: 
 
"El turismo es un sector de servicios competitivo y en rápida evolución que requiere adaptabilidad a las tendencias y la demanda del mercado. Ante la falta de legislación, las repercusiones de las nuevas tecnologías y las redes sociales, así como la función de los motores de búsqueda y la aparición de servicios de turismo privado a través de plataformas digitales (para transporte, alojamiento, restaurantes, etc.) han potenciado la informalidad y menoscabado los valores del trabajo decente. Las nuevas modalidades y plataformas pueden entonces requerir el establecimiento de nuevos marcos jurídicos. Las actuales tendencias sociales y demográficas, el cambio climático y los desastres naturales, así como la evolución actual de los valores de la sociedad y de las percepciones y hábitos de los consumidores favorecen el auge de nuevas tendencias y productos". 
 
En este punto, como primera medida, se logró revertir el tenor inicial propuesto por la OIT y puntualmente se logra introducir la denominación textual actualmente utilizada por la Organización Mundial de Turismo (OMT) que responde a "empresas de servicios turísticos privados a través de plataformas digitales" para abandonar el concepto de “economía colaborativa”, dejando en claro que ya no se está en presencia de un escenario de actuación de las denominada “sharing economy” sino ante un negocio real y concreto , postura que FEHGRA viene manteniendo desde hace tiempo.
 
Se introdujo también la necesidad de reflejar la importancia del impacto de las nuevas tecnologías (término que no tiene techo conceptual a futuro) y contendrá a todas las innovaciones que surjan, las cuales sin dudas impactarán de distintas formas sobre el trabajo y el futuro del mercado laboral.
 
Además de reflejar la actuación de las plataformas, OTAs (agencias de viajes on line) y sitios de opinión se incluyó también el rol de los buscadores, los que sin dudas han potenciado la oferta informal.
 
Se introdujo puntualmente a la gastronomía, reconociendo la intermediación de las plataformas y el impacto de las nuevas tecnologías en la oferta de dichos servicios.
 
El Plenario consideró el planteo de FEHGRA sobre la necesidad de adecuar la legislación imperante y hacer cumplir la existente, tareas en las que los Estados juegan un rol fundamental. En este sentido, se dejó claro esta necesidad y concreta petición a los Gobiernos.
 
En este sentido uno de los puntos propuesto por FEHGRA, aceptado por el grupo empleador y adoptado por todas las partes en el Plenario como Pauta , cita textualmente: "De conformidad con las conclusiones convenidas en el Foro de Diálogo Mundial sobre los Nuevos Cambios y Desafíos en el Sector de la Hotelería y el Turismo, organizado por la OIT en 2010, los gobiernos deberían garantizar que el marco jurídico y los mecanismos para su cumplimiento promuevan la adhesión a las normas sobre trabajo decente del sector y que todas las formas de alojamiento sean tratadas en forma equitativa en lo que se refiere al cumplimiento de la reglamentación y la legislación aplicables relativas al trabajo, a la seguridad, al comercio y a la fiscalidad".
 
El turismo contribuye directa e indirectamente a la creación de empleo, en particular para las mujeres y los jóvenes, al tiempo que favorece el crecimiento gracias a la actividad de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas. Entre las sugerencias del documento final, se propone adoptar los siguientes conceptos:
 
Se postula que las políticas, estrategias y programas sobre turismo sostenible contribuyan al logro de los objetivos de desarrollo sostenible, mediante la promoción de los principios y derechos fundamentales en el trabajo, la seguridad y la salud en el trabajo, y otras normas internacionales del trabajo pertinentes al turismo.
 
Se solicita que los Gobiernos garanticen que el marco jurídico y los mecanismos para su cumplimiento promuevan la adhesión a las normas sobre trabajo decente del sector y que todas las formas de alojamiento sean tratadas en forma equitativa en lo que se refiere al cumplimiento de la reglamentación y la legislación aplicables relativas al trabajo, a la seguridad y al comercio y la fiscalidad.
 
Hoy se extiende el turismo no tradicional y el turismo de pequeña escala, en contraste con el turismo masivo tradicional. Entre las nuevas modalidades se incluyen segmentos que se apoyan en nuevas tecnologías y plataformas de alojamiento en demanda creciente, las compañías de transporte de bajo costo, las reservas directas en línea y los viajes multigeneracionales. Ante esta situación, se propone gestionar y regular para evitar efectos no deseados en las iniciativas en aras del trabajo decente y el turismo sostenible.
 
Los gobiernos y los interlocutores sociales deberían esforzarse por abordar las formas atípicas de empleo en los marcos normativos, con la participación activa de las organizaciones de empleadores y de trabajadores y mediante la aplicación de las leyes y los sistemas de inspección del trabajo, las políticas activas del mercado de trabajo y el sistema judicial.
 
Se propone mejorar o instituir la recopilación de estadísticas del mercado de trabajo en lo relativo al turismo, desglosadas por edad, sexo, ocupación y situación en el empleo, y zona (urbana o rural), inclusive para la planificación de las necesidades futuras en materia de competencias laborales.
 
En lo que se refiere al diseño de políticas públicas, los gobiernos deberían facilitar el acceso a los servicios financieros como, por ejemplo, el crédito, el arrendamiento financiero, los fondos de capital riesgo u otros recursos similares, en particular para los empresarios y las mipymes del sector del turismo.
 
Los gobiernos deberían elaborar políticas y planes de empleo para jóvenes centradas específicamente en el sector turístico y basadas en el enfoque multidimensional y equilibrado que incluyan medidas para impulsar la creación de trabajo decente.
 
Al diseñar y aplicar políticas y programas públicos de turismo, los gobiernos, en cooperación con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, deberían adaptar los sistemas de enseñanza y formación técnica y profesional, de aprendizaje permanente y de aprendizaje profesional de calidad, de manera que aporten a las empresas del sector del turismo las competencias laborales que éstas necesitan, prestando especial atención a la formación de los jóvenes y las mujeres.
 
Los gobiernos, los interlocutores sociales y las instituciones de formación deberían asegurar un marco apropiado de cualificación de las competencias profesionales para el sector del turismo, con inclusión de la certificación pertinente, en consulta con todas las partes; y establecer un marco de garantía de la calidad y un sistema de acreditación aplicables a las organizaciones que impartan la formación que necesita el turismo.
 
La brecha entre el mundo del aprendizaje y el mundo del trabajo puede ser muy amplia, por eso, los empleadores y trabajadores deberían esforzarse para promover y poner en práctica programas de pasantías y de aprendizaje pertinentes en el sector del turismo, en conformidad con los principios del trabajo decente; y participar en los órganos o consejos de capacitación, nacionales o sectoriales, a fin de asegurar que las necesidades de formación del sector se tengan en cuenta en la formulación de políticas y programas de desarrollo de los recursos humanos.