Diario Digital de Negocios en Turismo
COLUMNISTA LIC. ALEJANDRO LARA | 07/03/2017

Día Internacional de la Mujer: igualdad dentro del sector turístico

Compartir |


El Día Internacional de la Mujer es una fecha que se celebra en muchos países del mundo. Reivindica la lucha por la igualdad de género, más allá de diferencias culturales, étnica o política.


Aprovechamos esta fecha para destacar el trabajo de miles de mujeres dentro del sector turístico que con profesionalidad enriquecen a la actividad, más allá de las diferencias de género que se presentan en muchas empresas relacionadas directa o indirectamente con el sector. 

Las diferencias de género o discriminación de la que es víctima la mujer en muchos ámbitos laborales, se presenta a veces bajo la forma de “techo de cristal”, que se refiere a los impedimentos invisibles con los que se encuentran las mujeres al momento de crecer en su carrera profesional y ascender dentro de una organización.

Salvo por relaciones de parentesco o afectivas, a una mujer le resulta más difícil el ascenso jerárquico respecto de un hombre, a iguales capacidades y jerarquías dentro de una empresa. 

El techo de cristal se traduce no solo en el hecho del no ascenso, sino en las menores remuneraciones según el sexo, por iguales tareas y responsabilidades. La sutileza e invisibilidad del techo de cristal hace que sea complicada demostrar su existencia. 

Estamos pronto a llegar al cuarto del siglo XXI y aún continúa la discriminación que sufren miles de mujeres en todo el planeta. 

Es importante que las áreas de decisión comprendan cómo opera el techo de cristal para efectuar el trabajo de cambio y concientización. Cambio en la cosmovisión de la organización de arriba hacia abajo, para que se garantice la igualdad de género.

De acuerdo con un relevamiento de Glue Consulting publicado en el diario BAE, en Argentina sólo el 4% de las empresas grandes y pymes están dirigidas por mujeres. Por su parte, la consultora internacional Mercer agrega que, además, estas mujeres ganan en promedio un 23% menos que sus pares varones.

Es paradójico perola maternidad dentro de las empresas es un obstáculo para la productividad y rentabilidad de la misma. En general, para los intereses corporativos la articulación entre la vida familiar y la vida laboral es un problema específico de las mujeres.

A su vez, el criterio de la superioridad machista que se impone en muchas organizaciones, con ponderaciones de tipo patriarcal, hace que los prejuicios y estereotipos respecto del género femenino cobren fuerza, bajo la falacia de que las mujeres no tienen las cualidades suficientes para ocupar los mismos puestos que los hombres, ya que son más “emocionales” que los hombres. Considerando además a lo emocional como un atributo negativo. Estos son solo algunos de los motivos de discriminación, la lista es larga y variada.

La discriminación de género en la actividad turística

Las mujeres representan un gran porcentaje de la masa laboral dentro del sector ya que ocupan puestos de trabajo de servicio y de oficina. Sin embargo, comparativamente con los hombres, son pocas las que acceden a niveles ejecutivos o de alta dirección.

El sector turístico tiene casi el doble de empleados mujeres en comparación a otros rubros económicos.

Además, muchas de las mujeres que trabajan en turismo realizan una gran cantidad de tareas no remuneradas.

Cabe recordar que en muchos destinos de países emergentes, una parte importante de las mujeres que se desempeñan en resorts o establecimientos gastronómicos, poseen trabajos precarios, con salarios bajos.

Incluso en los países desarrollados la diferencia de género es notable, a través de los salarios, por el mismo trabajo.

Las remuneraciones dentro del sector turístico, son entre un 10 y un 15 por ciento menos que los hombres en puestos iguales.

El documento “Global Report on Women in Tourism” de la Organización Mundial de Turismo, informa que uno de cada cinco Ministerios de Turismo están dirigidos por mujeres.

Al igual que en otros rubros, una de las principales barreras que impiden la igualdad de género es la falsa creencia de que las mujeres no pueden combinar la actividad profesional, con las responsabilidades inherentes al cuidado familiar.

Como ejemplo de la discriminación dentro del sector,la organización inglesa Equality in Tourism presentó un estudio que dice que solo un 15% de los miembros de los consejos de administración de las principales 78 compañías de turismo del Reino Unido eran mujeres. Hasta un 25% de dichas compañías no tenían ninguna mujer en su consejo.

Taleb Rifai, secretario general de la OMT, a propósito del “Informe mundial sobre las mujeres en el turismo” de 2010, afirma que “el turismo abre inmensas oportunidades de empleo y generación de ingresos para las mujeres y sienta las bases para la reducción de la pobreza y el desarrollo económico local. Para que las oportunidades se materialicen, las actividades turísticas deben respetar el principio de la igualdad entre los sexos, tal como se estipula en el Código Ético Mundial para el Turismo”.

En el Día Internacional de la Mujer, un saludo y reconocimiento a todas las mujeres idóneas, técnicas o profesionales que hacen del turismo una disciplina apasionante.

Alejandro Lara

alejandrolara.net