Diario Digital de Negocios en Turismo
HORECA | CONSUMO MASIVO | 04/06/2015

Unilever redujo 1 millón de toneladas de CO2 a nivel mundial desde 2008

Compartir |


En el Día Mundial del Medio Ambiente, la compañía revela esta significativa disminución proveniente de la reducción de los gases de efecto invernadero emitidos en los procesos de manufactura, transporte y logística, así como del uso más eficiente del agua y energía.



Unilever, la empresa líder de consumo masivo, a través de su Plan de Vida Sustentable, ha alcanzado un nuevo hito al reducir, a nivel mundial, 1 millón de toneladas de CO2 en su cadena de producción desde el año 2008. A su vez, el consumo de energía se ha reducido en un 20%, lo que equivale a la energía que se utiliza para poner en funcionamiento a 40 fábricas. Este hecho también se ha traducido en un importante ahorro de costos de 244 millones de euros.

Reducción de agua, energía y CO2 en la Argentina.

Para ayudar a combatir el cambio climático, Unilever ha fijado una meta a 2020 para reducir a la mitad su impacto ambiental, lo que implica disminuir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y cuidar el recurso del agua y energía a lo largo del ciclo de vida de sus productos. Algunos resultados alcanzados son:

Reducción de GEI en los procesos de manufactura: la meta global de Unilever es reducir el 40% de los GEI por tonelada de producción. En la Argentina, ya se alcanzó una reducción del 17% desde el año 2008. Esto se debe a las mejoras realizadas en sus plantas. Por ejemplo, en su planta de Tortuguitas, se instalaron 100 unidades de lámparas LED, lo que genera una reducción al año de 76.125 kg CO2. Por otro lado, en la planta de Pilar, se colocaron paneles solares para el calentamiento del agua de los vestuarios. De esta manera, se evita la emisión de 5.280kg de CO2 al año.

Reducción de GEI, agua y energía en el consumidor y el lavado de ropa: desde el lanzamiento de la plataforma de Ecolavado, a fines de 2012, Unilever comenzó a desarrollar productos concentrados de mayor rendimiento para reducir el consumo de agua y energía en el lavado de la ropa. Si los consumidores utilizaran este producto, al ser aptos para programar el lavarropas en ciclo corto de lavado, habría un ahorro de 60% de energía, reduciendo los GEI liberados a la atmósfera. Y, en el caso de comprar repuestos económicos, el consumidor disminuiría un 30% de plástico y un 35% de cartón de generación de basura.

Reducción de GEI en transporte: en la Argentina, Unilever supera el 37% de avance en cuanto a los objetivos planteados para 2020. En comparación con 2011, la reducción de GEI en transporte es del 15%, lo que implica 1700 toneladas de CO2. En el sistema de distribución de Unilever, diariamente se optimizan las rutas de entrega, lo que posibilita reducir la cantidad de km recorridos y se realizan mejoras aerodinámicas en los camiones, que permiten un consumo más eficiente del combustible. A su vez, en el trayecto de Buenos Aires a Mendoza, la compañía comenzó a utilizar camiones que funcionan a base de GNC.

Reducción de uso de agua en los procesos de manufactura y en agricultura: en cuanto al  cuidado del agua, en nuestro país, el avance en torno a este objetivo es del 25% y la reducción del uso del agua en comparación con 2008, es del 19%. En Pilar, otras de las unidades productivas de la compañía en el país, se utiliza agua tratada proveniente de la planta de efluente para irrigación, lavado de área y bidones de descarte. Mediante esta iniciativa se ahorran 13.000 m3 de agua por año, lo que equivale a más de 5 piscinas olímpicas (1= 2500 m³). En Mendoza, provincia donde el gobierno declara por 5to año consecutivo la emergencia hídrica, la compañía implementó en su planta la técnica de riego por goteo, posibilitando un descenso del consumo de agua y potenciando en un 30% y 20% el incremento en la utilidad de los cultivos.

“Queremos ayudar a contrarrestar los efectos del cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales; no sólo para cuidar el medio ambiente, sino también porque es bueno para la sostenibilidad de nuestro negocio. Es un beneficio mutuo: cuidar del planeta y del negocio implica reducir riesgos, al asegurar fuentes sustentables de abastecimiento de materia prima, disminuir costos a través de la reducción de los envases de nuestros productos y de la mejora de nuestros procesos productivos y hacer que más consumidores adquieran hábitos sustentables a través de nuestras marcas” afirma Federico Ovejero, Vicepresidente de Comunicaciones Corporativas y Sustentabilidad Unilever Latinoamérica